sábado, 14 de febrero de 2009

en el que pido perdón.

Me gustaría poder escribirte una carta disculpándome por no poder queree. Estaría bien tener más valor que para ponerte una excusa, aunque sea verdad, y dejar que te quedes tú, tú tu amor hacia mí casi obsesivo. Estaría bien, creo, que las cosas fuesen distintas, que no existirean terceras personas, ni sueños, que yo me dejase llevar por las hormonas y me entregase a tus brazos como llevas sugiriéndome desde que te conocí, hace aproximadamente un año. Podría darte falsas esperanzas, decirte que tienes un color de ojos bonitos, que es interesante hablar contigo cuando no te dedicas a comentar lo maravillosa que soy, y todas esas cosas que me hacen sentir tan incómoda. ¿Ves? Ahí está al diferencia. Con él siento que cuando me alaba me soy mejor. Que puedo llegar a ser cualquier cosa.

Así yo no puedo querer a nadie, espero que algun día puedas comprender. No sería justo. Yo lo sé. Tú también lo sabrás. Ojalá puediera soltar eso de lo amravilloso que eres, de que no es por ti, que es por mí. Pero sé que es por ti. En parte es por ti. Tal vez si no me hubieses avasallado desde un primer momento. Tal vez en otro momento, en otro lugar, unos años antes, yo lo hubiese hecho sin dudarlo. Tal evz en otro mundo y en otra vida, en un universo creado por Lyra, yo decida quererte y podamos ser felices. No. Yo tampoco me lo creo. No quiero que seas un pieza de bisutería. Ni el objeto de mis mentiras piadosas.

Sería bonito decirte que te quiero, aunque sea mentira. Hablar en primera del plural. Hacer planes. Pero no contigo. No si estás tú. Sé que es curel, pero no es así como funcionan las cosas. No me digas que me pudes querer por los dos, que con el tiempo llegaré a sentir algo más. Me conozo y sé que no funcionará. A lo mejor debería haberte dejado claro eso desde un principio, aquel día en que entrre risas me pediste que me casara contigo. Y yo aún sabiendo que habalbas en serio a pesar de tu tono, te dije que ya veríamos que pasaba con el tiempo.
Y el tictac isempre termina jodiéndolo todo.

Dices que soy complicada, que no sabes cómo tartarme: si como adulta o como una niña. Que eso es lo que más te gusta de mí. Nunca nadie me ha dicho que soy compleja. Pero soy lo que ves. Y lo que ves es que por mucho que lo intente no te puedo querer.


Quería decirte que siento no tener un diccionario de mis sentimientos. Pero hace pocos meses descubrí que amor se escribía sin hache.

3 comentarios:

Postal dijo...

Amor se escribe sin hache. Y qué jodidamente bien que escribes, machús.

Cosa, en cualquier caso, yo te quiero :*

Haakjvork dijo...

Modo resentimiento: Claro, claro, mucho "¡Qué guay es 'Como un fan'!" pero luego...

Luego con el tiempo todo aprece ridículo, pero porque en verdad somos ridículos el 101% del tiempo

Rass dijo...

oh! gran texto!! me ha encantado de verdad me ha tocado dentro jeje ;)